El Templo Romano de Claudio Marcelo en Córdoba

Templo Romano de Claudio Marcelo

Templo Romano de Córdoba

A principios del mes de diciembre del 2013 hemos asistido a la reapertura en Córdoba del Templo Romano de Claudio Marcelo. Situado entre las calles de Capitulares y Claudio Marcelo, fue descubierto en la segunda mitad del siglo XX y fue declarado Bien de Interés Cultural desde el año 2007.

Un templo enorme, de planta rectangular, de 32 metros de largo por 16 de ancho, que data del siglo I d.C y lleva el nombre del fundador de Córdoba. Un edificio de mármol blanco, impresionante a primera vista, y que fue modelado bajo los diseños del célebre Templo de Apolo situado en el Palatino de Roma.

Durante unos años se han llevado a cabo en él diferentes trabajos de restauración. Los cambios más llamativos han sido el nuevo cerramiento, la nueva iluminación que le da un aspecto nocturno muy hermoso y la posibilidad de acceder a los restos históricos documentados en el solar de la calle María Cristina.

De Sevilla a Córdoba, entre valles y tradiciones

turismo AndalucíaDe las maravillas arquitectónicas y una impresionante oferta cultural a la exquisita gastronomía, existe un tour perfecto para el disfrute de experiencias únicas, visitando joyas arquitectónicas, lugares históricos, cultura y tradiciones en la región de Andalucía.

Se trata de la ruta directa entre Sevilla y Córdoba de 135 kilómetros a lo largo del Valle del Guadalquivir, ya sea por el tren u ómnibus. De ésta forma, la mejor selección de hoteles en Sevilla hace posible el descanso ideal convirtiéndose en el punto de partida de ésta ruta donde hay mucho qué ver.

Los Patios de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad

Patios de Cordoba Hoy 6 de diciembre Córdoba ha recibido una de las mejores noticias turísticas y tradicionales de los últimos años: la UNESCO, reunida esta mañana en París, ha decidido inscribir su famosa Fiesta de los Patios en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Esta fiesta es una de las más conocidas y populares que se celebran en la ciudad andaluza. Tiene lugar durante la primavera, especialmente en el mes de mayo, cuando se engalanan los típicos patios con macetas de flores, dándole un colorido muy particular. El sonido del agua de las fuentes acompaña con su lírico compás el entorno.

Esta Fiesta de los Patios se viene desarrollando en Córdoba de manera oficial desde 1933, aunque el adorno de los patios viene desde tiempos inmemoriales. En la ciudad se recuerda que fueron las casas romanas la que ya hacían uso de esta costumbre, legado que luego recogieron los musulmanes.

Zuheros, pueblo blanco en Córdoba

Zuheros

Tengo en una de las habitaciones de casa un panel de corcho con fotografías de algunos de los lugares en los que he estado. Muchas de ellas son de los pueblos y ciudades que más me han llamado la atención, aquellos de los que guardo un recuerdo más agradable y llamativo. De entre estas fotografías me gustaría hablaros hoy de la postal de Zuheros.

A pesar de que tal vez no sea muy conocido, Zuheros es uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Córdoba. Está situado a 65 kilómetros al sureste de la capital cordobesa y es uno de esos típicos pueblos blancos andaluces que aún guardan el encanto del tipismo árabe y medieval. Si tenéis reservados vuestros hoteles en Córdoba os animo a hacer una pequeña excursión y conocerlo.

Su ubicación es muy pintoresca ya que se encuentra a los pies del tajo que forma el río Bailón. Precisamente su nombre deriva del nombre que le dieron los árabes, Suhaira, que significa roca inexpugnable. Como telón de fondo la naturaleza exhuberante del Parque Natural de las Sierras Subbéticas, lo que hace que Zuheros sea también un enclave perfecto para hacer turismo rural.

El Alcázar de los Reyes Cristianos en Córdoba

Alcazar de los Reyes Catolicos

A orillas del Guadalquivir, Córdoba es para muchos la antigua ciudad califal donde se levanta la joya monumental de la Mezquita. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es la mezquita más grande del mundo tras la de La Caaba en La Meca, de ahí que sea uno de los destinos turísticos de mayor interés que tenemos en España.

Sin embargo, el pasado de esplendor de Córdoba provoca hoy que, al perdernos por sus calles, podamos encontrar otros monumentos de gran valor. Si bien un tanto a la sombra de la propia mezquita, no hay que dejarlos de lado por su interés histórico. Uno de ellos es nuestro protagonista de hoy, el Alcázar de los Reyes Cristianos.

Si tenéis pensado reservar vuestros hoteles en Córdoba este Alcázar es una de las visitas imprescindibles que debéis hacer. Está situado a pocos pasos de la Mezquita y el Palacio Episcopal y fue construido en el siglo XIV por orden del rey Alfonso XI  de Castilla. Declarado Bien de Interés Cultural desde 1931, fue la residencia de muchos monarcas españoles mientras estuvieron de visita por la ciudad.

Lucena, la Perla de Sefarad en Córdoba

Lucena

La provincia de Córdoba tiene una serie de pueblos y ciudades con los que podríamos trazar una pequeña ruta. Hay algunos de gran interés, tanto por su patrimonio como por su historia, su gastronomía o su paisaje. Y entre ellos podemos citar a Lucena, situado a 70 kilómetros al sur de la capital cordobesa, cerca de la frontera con la provincia de Málaga.

Lucena es la segunda ciudad más poblada de la provincia, de ahí que si tenemos reservados nuestros hoteles en Córdoba y queremos hacer una ruta por los alrededores posiblemente sea uno de los destinos que escojamos para visitar.

Para conocerla un poco más hay que adentrarnos en su casco antiguo. Allí encontraremos edificios como la Iglesia de San Mateo, construida en estilo gótico-mudéjar, o la Iglesia de Santiago. Más moderna, de estilo barroco, es la Iglesia de Madre de Dios, así como las iglesias del Carmen, Santo Domingo, San Juan Bautista, San Martín y el Santuario de Nuestra Señora de Araceli.

Belalcázar, patrimonio y arte en Córdoba

Belalcazar

He tenido la suerte de recorrer muchos pueblos de la geografía andaluza. Pueblos blancos, de playa y de montaña, pueblos dormidos a la orilla del gran río Guadalquivir o arracimados en la cumbre de algún valle, cayendo en cascada fachada a fachada. La enorme belleza pintoresca de cada uno de ellos me ha dejado un poso nostálgico en el recuerdo.

Me acordaba ahora mismo de Belalcázar, situado al norte de la provincia de Córdoba, muy cerca de los límites con Badajoz. Se trata de uno de los pueblos más bonitos y monumentales de la sierra cordobesa. Cuenta con un patromonio artístico e histórico de gran valor, de ahí que si tenéis reservados vuestros hoteles en Córdoba no estaría de más hacer una pequeña excursión hasta aquí.

Antes de llegar ya se divisa en el horizonte la silueta del Castillo de los Sotomayor Zúñiga y Madroñiz, una de las fortalezas más interesantes de la provincia. Fue construido durante el siglo XV, y se trata de una recia figura de granito de forma cuadrangular. Tanto desde la distancia como a los pies de sus muros nos parece un castillo casi infranqueable, destacando especialmente su Torre del Homenaje, de 47 metros de altura.

Patios Cordobeses

Hasta la ciudad de Córdoba nos trasladamos para conocer una de las fiestas más típicas y bellas de la capital cordobesa. Muchos ya habrán oído hablar de los patios cordobes a otros simplemente les sonará pero la verdad es que es una tradición que se lleva a cabo desde los años treinta y mueve a muchos turistas y cordobeses.

Durante el mes de mayo es cuando se realizan los concursos de patios, eligiendo entre todos ellos el más bonito y cuidado. El ganador recibe un premio, un cheque, el cual se emplea en el cuidado o posible restauración del patio.

Los patios pueden ser privados, colectivos, casas de vecinos, corrales e incluso existen patios desde el siglo X, toda una reliquia. La mayoría de ellos se encuentran en el barrio de la judería, donde se situa la mezquita, pero hay barrios como Santa Marina, que también albergan patios encantadores y muy antiguos. Los patios son conocidos por las grandes cantidades de flores y plantas que poseen y su arquitectura. Hay patios que aun mantienen sus orígenes como casa de vecinos donde se puede ver la lavandería, cocina, baños…

Montoro, el mirador del Guadalquivir en Córdoba

Montoro

El río Guadalquivir se pasea casi con entusiasmo por la provincia de Córdoba. Son muchos los pueblos pintorescos que, a lo largo de los siglos, han asomado sus blancas casas a las aguas de este padre líquido de Andalucía. Entre ellos hoy visitamos Montoro, situado a poco más de cuarenta kilómetros al noreste de la capital cordobesa.

Montoro se asoma al Guadalquivir como un eterno mirador blanco. Por aquí ya pasaron los griegos y los árabes, quienes la denominaron Hisn Muntur. Precisamente de esta última época data su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico. De ahí que si tenéis vuestros hoteles en Córdoba y queréis hacer alguna excursión por la sierra cordobesa, Montoro sea un reclamo más que interesante.

Sobre todo porque tiene un patrimonio de valor notable. Hay que perderse por sus callejuelas empedradas en busca de pequeñas joyas como la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, construida a finales del siglo XVII, y que alberga una colección muy interesante de pintura del siglo XVIII.

El Monasterio de los Jerónimos en Córdoba

Monasterio de San Jeronimo

Se habla últimamente en Córdoba de la posibilidad de que el Monasterio de San Jerónimo de Valparaíso, construido en el siglo XV, se pueda convertir próximamente en Parador Nacional de Turismo. Abandonado desde 1835 a consecuencia de la Desamortización de Mendizábal, fue adquirido en 1911 por el Marqués del Mérito, quien llevó a cabo en él diferentes procesos de restauración.

Para conocerlo un poco más reservamos nuestros hoteles en Córdoba y allá que nos fuimos para disfrutar tanto de la ciudad como de este enclave que, tengo que reconocer, no había visitado nunca. El conjunto se encuentra integrado en Medina Azahara, vieja ciudad árabe situada a 8 kilómetros de Córdoba, erigida a mediados del siglo X.

Rodeado de un denso bosque, el monasterio fue fundado en el siglo XV y está considerado el primer edificio gótico construido en la ciudad cordobesa. Desde 1980 está declarado Bien de Interés Cultural y, según cuentan las leyendas, la piedra que se utilizó para su construcción provenía de las ruinas de la propia Medina Azahara.