El Acueducto del Águila en Nerja, Málaga

Acueducto del Aguila

Si seguimos la carretera de la Costa del Sol en dirección a Granada encontramos una serie de destinos turísticos que, si bien no tan conocidos como Marbella, Torremolinos o la propia Málaga, cuentan con unas excelentes playas y condiciones para el turista.

Hoy precisamente, si tenemos nuestros vuelos a Málaga baratos, llegamos hasta Nerja, famosa no solo por este turismo sino también porque en ella se rodó la célebre serie de Verano Azul. Sin embargo, son muchos más los atractivos de este pueblo encantador, como sus cuevas o el Acueducto del Águila, a quien damos hoy protagonismo.

Este acueducto, también conocido como Puente del Águila, fue construido entre 1879 y 1880 con el fin de llevar el agua necesaria hasta los molinos de la antigua Fábrica de Azúcar de San Joaquín de Maro. A simple vista es una imponente construcción de cuatro pisos de 38 arcos de ladrillos superpuestos situados sobre el Barranco de la Coladilla.

Las mejores playas de Nerja

Pues Nerja es uno de los mejores destinos turísticos de la provincia de Málaga. La encontramos blanca y soleada, a unos 55 kilómetros al este de la capital malagueña, a poco de llegar ya a la provincia de Granada. Solo con dar un pequeño paseo por ella nos damos cuenta que una gran cantidad de turistas llegados sobre todo de Alemania y Gran Bretaña la han escogido como lugar de vacaciones, e incluso como residencia habitual.

Si tenéis pensado reservar vuestros hoteles en Nerja, no os quedaréis sin playas para disfrutar en la ciudad, porque hay muchísimas. Podemos empezar con la Playa de las Alberquillas, de casi medio kilómetro de longitud, y que cuenta entre sus servicios con duchas y aparcamiento. No suele haber mucha gente en ella, de ahí que sea ideal para cualquier momento del día.

Más concurrida está la Playa de Burriana, de casi un kilómetro de longitud. Es la playa ideal para venir en familia ya que, además de estar comunicada por autobús, cuenta con todos los servicios necesarios, desde aseos y duchas hasta chiringuitos, pasando por un hermoso paseo marítimo. En ella se puede practicar windsurf, vela y submarinismo y está rodeada de montañas y acantilados.

Vacaciones de verano a Nerja

Una de las bellas ciudades de la Costa del Sol para unas vacaciones memorables es Nerja, que está situada a los pies de la Sierra Tejera en acantilados por encima del mar.

Es un rincón muy bonito por lo que es un destino ideal para las vacaciones de verano. Los turistas sólo tienen que encontrar las mejores ofertas de vuelos baratos y arribar al Aeropuerto Internacional Pablo Ruiz Picasso de Málaga que  se encuenta a unos 60 kilómetros de Nerja.

Nerja, un balcón blanco en la Costa del Sol

Apenas a unos cincuenta kilómetros al este de Málaga se encuentra una de esas pequeñas joyas de la Costa del Sol que tanto turismo atrae durante la temporada estival. Situada sobre un hermoso acantilado, el torso blanco de Nerja se dibuja al pie de la Sierra de Almijara. Es precisamente esta sierra la que sirve para que nos encontremos en esta zona con uno de los climas más benignos de Europa. Sin ir más lejos, a la vecina Torrox se la conoce por tener el mejor clima de Europa.

Yo que vosotros me daba prisa ya en reservar hoteles en Nerja, porque en los meses veraniegos realmente no se cabe. La animación que hay en sus playas, calles, bares y restaurantes es inmejorable. Dicen que la población de Nerja en verano se cuadruplica, y no es de extrañar ver, incluso durante el resto del año, a turistas extranjeros paseando por sus calles. Es más, muchos de ellos no han resistido la tentación, y se han quedado a vivir en Nerja.

Seguro que de Nerja os sonará el célebre Balcón de Europa, que parece que toma su nombre a finales del siglo XIX cuando Alfonso XII, tras quedar maravillado después de asomarse y contemplar las vistas, exclamó: “Parece como si estuviera en el balcón de Europa”. Sea o no sea verdad esta pequeña leyenda popular, hay una estatua a tamaño natural del rey que precisamente recuerda esa visita.

Frigiliana, la bella de Málaga

Apenas a cinco kilometros hacia el interior de Nerja se encuentra uno de los más bellos pueblos de España que ha ganado muchos premios nacionales y regionales.

Nos referimos a Frigiliana, ubicado en la provincia de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía y enclavado en las estribaciones de la Sierra de Almijara por la que tiene unas vistas espectaculares del río Higuerón que se encuentra en el Valle de Chillar.

Tiene un clima sub-tropical y los viajes a este pueblo te compenetra a la historia de un lugar que fue habitado por los romanos que construyeron un fuerte. Lo cierto es que a medida que se camina  por las calles empinadas y estrechas llamará la atención sus casitas pintadas con colores brillantes con puertas de colores adornan los pasajes estrechos.

La Cueva de Nerja

Nerja, en Málaga, es conocida sobre todo por sus playas y acantilados, lugares incluso paradisíacos que se completan con una estupenda oferta de hoteles en Nerja. No obstante, hoy no caeremos en la costumbre y no hablaremos de las playas y acantilados de Nerja, sino de la Cueva de Nerja, otra maravilla natural del municipio y apodado como la Catedral natural de la Costa del Sol.

Esta belleza natural se encuentro a 750 metros del litoral sobre un altozano, a unos 200 metros del mar y en las últimas estribaciones de la Sierra de Almijara. La zona habilitada para su visita tiene nada más y nada menos que 140.000 metros cuadrados y una longitud máxima de 700 metros.

Una de las figuras naturales más espectaculares es la gran columna situada en la Sala del Cataclismo, una columna de 60 metros de alto y 18 metros de diámetro, ahí es nada.

Pese a que hoy día se están realizando obras para la apertura de nuevas galerías en la cueva, quedaremos contentos con lo que ya hoy día se puede ver. Para acceder a la cueva. El acceso se da por una escalera que nos llevará a una primera sala de 14 metros de ancho y 3 de altura, donde comprobaremos un relleno arqueológico en el suelo. Esta primera sala y la siguiente se unen por un sinuoso corredor, que desciende hasta desembocar en una segunda sala más grande, en la Sala del Belén.

Si giramos hacia la izquierda nos encontraremos con la sala denominada como el Colmillo del Elefante y desde aquí se podrá descender hasta desembocar en una balconada o la Sala de la Cascada o del Ballet, lugar donde se celebra un Festival todos los años.

Así es la Cueva de Nerja, una sala especial tras otra, todas con diferente nombre y muchos más en cantidad de los que acabamos de comentar. Quizás la sala más atractiva sea la del Cataclismo, la mayor y donde la columna antes dicha esta incluida en el Libro Guiness por su gran columna.

Ya sabemos, pues, que en Nerja se puede hacer algo más, mucho más, que ir a la playa. Una visita a la cueva resulta imprescindible para conocer la historia de Nerja y la grandeza de la naturaleza.

Foto Vía:luzyacentillo