Semana Santa en Burgos

Turismo BurgosLa capital provincial de Burgos se encuentra en el valle del río Arlanzón, que nace en la Sierra de la Demanda, una zona montañosa situada en el sudeste de la provincia de Burgos, y se extiende por todo el Norte de Castilla y León, dividiendo el capital en dos.

Precisamente, esta es una de las ciudades españolas donde las celebraciones de Semana Santa atrae a gran cantidad de turistas por lo que la selección de hoteles en Burgos es importante para una estadía memorable y compenetrarse con el ambiente religioso y místico de la Semana Santa en Burgos.

Son diversos los actos que se celebran durante los estos días destacando la belleza del entorno y masiva asistencia de fieles especialmente a las Vía Crucis que tienen lugar el lunes y el miércoles cuya procesión parte de la Iglesia de San Esteban para recorrer la ladera del Castillo.

Burgos, la ciudad de las iglesias

Situado en el norte de España, Burgos es la capital histórica de la comunidad autónoma de Castilla y León. Una ciudad ocupada en sus orígenes por tribus celtas hasta que la ciudad fue fundada en el año 884 por el conde Diego Rodríguez Porcelos, bajo el reinado de Alfonso III

Sin duda que es el ideal destino para compenetrarse con la historia española por lo que ofrece gran cantidad de atracciones turísticas además de encontrar los hoteles baratos en Burgos; una histórica ciudad que se localiza en el valle del río Arlanzón.

Un paseo por el centro de la ciudad, cuyas calles están llenos de vida, se convertirá en una experiencia inolvidable.

Y llamará la atención del visitante que Burgos cuente con un gran número de iglesias, monasterios, conventos y otros edificios religiosos históricos donde mayoría de ellas son de arquitectura gótica.

Santa Gadea del Cid, pueblo con encanto en Burgos

Santa Gadea del Cid

Dice el Poema de Mío Cid: “En Santa Gadea de Burgos / do juran los hijosdalgo / allí toma juramento / el Cid al rey castellano”. Fue entonces en Santa Gadea del Cid donde el valeroso héroe castellano le jura al rey Alfonso VI que no tuvo nada que ver en la muerte de su hermano el rey Sancho II, lo que le valió el destierro de Castilla.

Fue aquella Jura de Santa Gadea lo que ha marcado el devenir histórico de este pequeño pueblo de la provincia de Burgos. Declarado Conjunto Histórico Artístico Nacional, está situado 80 kilómetros al noreste de la capital burgalesa, muy cerquita de Miranda de Ebro, a cuyo partido judicial pertenece.

Aún hoy conserva buena parte de sus antiguas murallas y el castillo. Este último está en ruinas pero le da un aspecto muy romántico. Desde el cerro en el que está ubicado domina todo el pueblo. Se puede ver perfectamente el abanico de tejados rojos a nuestros pies.

La Ruta de la Luz en Burgos

Burgos de noche

Buena época esta de otoño la que tenemos ahora mismo ante nuestros ojos para visitar y disfrutar una ciudad como Burgos. Un lugar histórico y a veces mágico, lleno de grandes e interesantes monumentos. Como bien dice un buen amigo burgalés, no solo de su catedral vive Burgos, sino de castillos, monasterios, iglesias y palacios.

También es sin duda buena época para encontrar hoteles en Burgos a buen precio, ahora que hemos dejado atrás el verano. Si os habéis decidido a venir por aquí os recomiendo que os acerquéis hasta su oficina de turismo para que os den cumplida información de la más que interesante Ruta de la Luz. Porque si hermosa es Burgos a la luz del día, no os quiero ni contar el rostro y la belleza que desprende ante las luces artificiales de la noche.

Esta Ruta de la Luz no tiene en realidad ningún secreto. Se trata de conocer los principales monumentos de la ciudad a través de un recorrido nocturno. Las sombras de la noche juegan con la iluminación, y de ese juego surge una Burgos bien diferente a la que hemos podido ver durante el día. El silencio del centro histórico, los destellos de la catedral sobre los tejados, y la sensación de ir en busca de una nueva sorpresa son algunos de los elementos más llamativos de esta ruta.

Medina de Pomar y las Merindades en Burgos

Medina de Pomar

La comarca de las Merindades es uno de los rincones más conocidos de la provincia de Burgos. Sus tierras están pobladas de historia, algo que se ve fácilmente si hacemos un pequeño recorrido por sus iglesias medievales, castillos y casas solariegas. Del total de sus 25 municipios hacemos una pequeña visital a la capital de la comarca, Medina de Pomar.

Situada al noreste de Burgos, a menos de una hora en coche de nuestros vuelos baratos a Bilbao, Medina de Pomar nos recibe esplendorosa con su Alcázar de los Condestables de Castilla, conocido popularmente como las Torres por las dos recias torres que lo protegen. Construido en el siglo XIV, hoy en su interior se puede visitar el Museo Histórico de las Merindades.

El centro neurálgico de la población es la Plaza del Buen Conde de Haro. A partir de aquí podemos iniciar nuestro camino a través del casco viejo. La vieja muralla puede servirnos de guía, y nos lleva hasta la Iglesia de Santa Cruz, construida en estilo gótico, principal referente religioso de Medina. Os recomiendo pasar al interior para contemplar su larga lista de sepulcros y altares barrocos.

Miranda de Ebro, excursión desde Bilbao

Como su nombre indica, Miranda de Ebro duerme plácidamente a orillas del gran río que cruza España de este a oeste. La encontramos al norte de la provincia de Burgos, al borde ya de la frontera con Álava. Posiblemente no sea de las ciudades más turísticas del norte peninsular, pero sí podría ser una excursión interesante si estamos por la zona del País Vasco.

Precisamente si tenemos reservado nuestros vuelos baratos a Bilbao, Miranda de Ebro apenas se halla a ochenta kilómetros al sur de la capital bilbaina. Para acceder a su centro histórico atravesamos el Puente de Carlos III, construido en 1780, y que cruza el río Ebro. Nada más cruzarlo, decorado con leones y escudos, veréis la Iglesia del Espíritu Santo, que data del siglo XIII, de las más antiguas de la región.

Nos adentramos en el centro de Miranda de Ebro para llegar a la Plaza de España, donde se sitúa el Ayuntamiento, con su fachada neoclásica del siglo XVIII, frente a la Casa de las Cadenas, de finales del XVI, y la Casa de los Urbina, otro ejemplo palaciego del siglo XVI en Miranda.

El Arco de Santa María en Burgos

Quizás se acercan unas fechas que tal vez no sean las más propicias para darse una vueltecita por Burgos, por eso del frío, el hielo y las nevadas. Sin embargo, siempre que podáis hay que darse una escapada por la histórica ciudad burgalesa, cuna de grandes monumentos.

De entre ellos hoy os quiero destacar la silueta del Arco de Santa María, una de las principales puertas de entrada al centro histórico de la ciudad. La veréis nada más cruzar el río Arlanzón, en el Paseo del Espolón. Construida en el siglo XIV, fue rehecha en honor de Carlos V en 1536, y alberga algunos de los personajes más históricos de la ciudad, entre los que destaca sin duda la figura del Cid.

Posiblemente existiera antes de su construcción una puerta mucho más sencilla, ya que el Poema del Cid afirma que el héroe caballeresco pasó bajo ella para entrar y salir de Burgos. Lo que está claro es que formaba parte de una de las antiguas doce puertas que comunicaban el exterior con la ciudad.

Visita el Monasterio de Santo Domingo de Silos en Burgos

Monasterio de Silos

Una de las muchas impresiones que me llevé de la visita al Monasterio de Silos es que cuando entras en el recinto te olvidas completamente del siglo en el que vives. El tiempo se ha detenido aquí, parece como congelado entre los muros del monasterio. La mayor parte del recinto fue construido entre los siglos XI y XII.

Si estáis alojados en un hotel Madrid, visitar Santo Domingo de Silos puede ser una perfecta excursión, ya que hay trenes diarios hasta allí o bien se puede alquilar un coche y recorrer los pocos más de doscientos kilómetros hasta el monasterio.

Muchos turistas vienen al Monasterio de Silos atraídos por la fama de los monjes benedictinos y sus discos de canto gregoriano. Los monjes cantan seis veces al día, aunque sólo se puede entrar a la basílica románica del monasterio apenas unos minutos antes de cada servicio religioso. Sentaros en silencio y escuchar a los mones, es toda una delicia mística.

El Monasterio de las Huelgas en Burgos

Monasterio de las Huelgas

Si ya de por sí Burgos es una ciudad que tiene un encanto medieval especial, no os podéis ni imaginar la de tesoros que descubriréis en sus alrededores. No tuvimos que andar mucho, apenas un kilómetro y medio, para encontrarnos uno de esos lugares que por sí solos llaman la antención de cualquiera.

Se trata del Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas, un rincón que alberga buena parte de nuestra historia. Además de su maravillosa arquitectura, encierra muchas historias interesantes, ya que ha sido escenario de muchos enlaces matrimoniales entre monarcas, como por ejemplo la boda entre Eduardo I de Inglaterra y Eleonor de Castilla en 1254.

Y no sólo bodas, ya que este monasterio acogió la toma de hábitos de figuras de la realeza como Doña Blanca de Portugal, la coronación de reyes como Alfonso XI, Enrique II y Juan I, además de la proclamación de la mayoría de edad de Enrique III.

Cartuja de Santa María de Miraflores en Burgos

Cartuja de Santa María de Miraflores

A unos pocos kilómetros del centro de Burgos se alza el monasterio de la Orden de la Cartuja, su construcción se inicio con el rey Juan II, pero tras su fallecimiento fue continuada por los Reyes Católicos.

Las obras se realizaron en la segunda mitad del siglo XV dirigidas por los maestros Juan y Simón de Colonia.

La entrada al Templo se hace a través de un sencillo pórtico, que acoge la portada gótica, en cuyo tímpano muestra la Virgen de Miraflores. Después se pasa al atrio abierto, dónde se sitúa otra hermosa portada encuadrada por pináculos, con la Piedad en el tímpano y las armas de Juan II en las enjutas.

La iglesia es de nave única y esta cubierta con una gran bóveda de crucería con tercelotes.

Al ser un templo cartujo se dividen los espacios con rejas o retablos, el sitio para los sirvientes o laicos, el coro de legos y el coro de padres.