El Castillo de Davalillo en La Rioja

Castillo de Davalillo

Nos hemos venido hoy hasta La Rioja, tierra que muchos conocen especialmente por sus vinos pero que guarda en sus entrañas muchos otros tesoros desconocidos. Una región marcada especialmente por su situación geográfica, que la convirtió desde siempre en paso fronterizo entre Aragón y Castilla.

Precisamente uno de esos tesoros que no suelen ser tan afamados es el Castillo de Davalillo que nos ocupa hoy. Lo encontramos a solo cinco kilómetros del pueblo de San Asensio, sobre un cerro a orillas del Ebro. Una fortaleza que fue declarada en 1949 Bien de Interés de Cultural y que tiene muchas cosas que contarnos.

Fue construido entre finales del siglo XII y principios del XIII durante el reinado de Alfonso VIII, con el fin de proteger Castilla, junto con el Castillo de Briones, de los ataques de los ejércitos navarros. Su estructura se hizo a base de piedra de sillería con relleno de morrillo. Desde sus orígenes y hasta 1656 perteneció a los Manrique, duques de Nájera.

San Vicente de la Sonsierra en La Rioja

San Vicente de la Sonsierra

A medida que se vaya acercando la primavera son muchos los que gustan de coger el coche un fin de semana y hacerse kilómetros y kilómetros descubriendo nuevas tierras y paisajes. En España las posibilidades son infinitas: desde el mar a la montaña, pasando por pueblos y ciudades llenos de grandes historias y monumentos.

Mi última aventura de este tipo la pasé en la Comarca de la Sonsierra, tierra fronteriza entre La Rioja y la provincia de Álava en donde encontramos una gran cantidad de pueblos de interés. Pueblos marcados por la cultura del vino y una arquitectura señorial típica a todos ellos.

De todos esos pueblos yo me alojé en San Vicente de la Sonsierra. Ahí fue donde encontré el hotel más barato de las ofertas de viajes que estuve mirando. Situado 35 kilómetros al noroeste de Logroño, es un lugar estupendo para poder ir recorriendo toda la comarca.

Los mejores lugares románticos en España

España está a menudo asociado con el romance, gracias a sus callejuelas empedradas, plazas medievales y kilómetros de playas de arena dorada como telón de fondo. Olvídate de Venecia o París, España ha conseguido con la bella Barcelona, ​​la regia Madrid, la orgullosa Sevilla y la sensual Ibiza para que se convierta en el destino idealpara las parejas románticas.

Y si bien es cierto el Día de San Valentín es la fecha central para el amor y la amistad, cualquier época del año también puede ser la oportunidad de conseguir los mejores viajes en oferta para descubrir estos lugares mágicos. Claro, que es difícil nombrar todos estos destinos, pero les damos a conocer algunos de los lugares más románticos de España:

Barcelona

Bautizada como la ciudad más bella de España, Barcelona seduce a los amantes ardientes, con sus playas, su arquitectura majestuosa y monumentos como la Catedral de la Sagrada Familia.

Escapadas de fin de semana a Logroño

Para unas escapadas de fin de semana nada mejor que Logroño, una encantadora ciudad situada en el norte de España que se luce orgullosa al lado del río Ebro y es la capital de la Comunidad Autónoma de La Rioja. La ciudad era conocida antes como Provincia de Logroño. Se dice que esta ciudad fue una vez un antiguo asentamiento de los romanos al principio seguido por los celtas.

Conocido como el centro del comercio de vino de Rioja, Logroño también produce metal, madera y productos textiles. Es el centro comercial y el capital financiero de La Rioja.

Hay que destacar que algunos de los famosos festivales se celebran en San Bernabé, que seorganiza el 11 de junio y el de San Mateo que se celebra entre el 20 y 26. El festival cultural se llena de teatro, arte y música.

Enoturismo en La Rioja, museos del vino

Hablar de La Rioja, entre otras cosas, es hablar de buen vino. Un detalle gastronómico que resulta fundamental y que no puede dejarse pasar siempre y cuando visitemos la región. No ya solo a la hora de probarlo y disfrutar de su sabor y sus variedades, sino por el hecho de contar con otros alicientes en forma de bodegas, viñas y, especialmente, museos. Es lo que se conoce comúnmente como el enoturismo en La Rioja.

En muchas ofertas de viajes nos ofrecen la posibilidad de realizar rutas turísticas que tienen como elemento principal de unión el vino. Nosotros hoy os ofrecemos la posibilidad de recorrer algunos de los museos del vino más interesantes de la región, y así planificar nuestra propia ruta.

Podríamos empezar por la Bodega Museo Ontañón, situada en la propia ciudad de Logroño. Esta bodega, fundada hace más de 25 años, ofrece la posibilidad de visitar el museo y la zona de maduración, junto con la degustación y cata de dos vinos, el Ontañón Reserva y el Marco Fabio. Además se realiza un maridaje gastronómico y un protocolo de cata. El precio de la visita es de 6 euros por persona.

La Calle Laurel en Logroño, tapear en La Rioja

Tengo un amigo riojano que vivía antes en esta calle y me contaba siempre las algarabías que se montaban. Yo, que nunca había ido, lo escuchaba pensando que serían las típicas de una calle más de cualquier centro histórico en un fin de semana cualquiera, ¿verdad?. Pero, cuando tuve la suerte de pasar por Logroño, no pude por menos que darme cuenta de que la calle Laurel es mucho más…

Y eso que la calle Laurel en Logroño es una estrecha calle cerca del Museo de La Rioja y que da a la Plaza de Abastos, paralela a la más amplia calle Bretón de los Herreros. Sin embargo, lo que caracteriza a esta calle es el tipismo clásico riojano que se respira, una zona genuina y singular por la que tenéis que pasar de forma obligada.

Primero porque es la calle por antonomasia del tapeo en Logroño. En sus apenas doscientos metros de longitud y alrededores hay repartidos más de cuarenta bares y restaurantes en los que probar las mejores tapas de la ciudad. Desde los champiñones a las setas, pasando por la tortilla de patatas, el pincho moruno, las orejas de cerdo, las patatas bravas, etc…

Logroño, la bella de La Rioja

La capital de La Rioja, Logroño es una ciudad muy bonita con una gran cantidad de zonas verdes y un montón de edificios históricos debido a la unión de diferentes culturas destacando el famoso el Camino de Santiago que cruza la ciudad. Logroño es también muy conocida por su gastronomía atractiva.

Se encuentra en la desembocadura del río Iregua, en el valle de Iregua, al este del río Ebro. La entrada a la ciudad es bastante impresionante con su gran puente de piedra y las vistas al casco antiguo de la ciudad. Un detalle para los visitantes es que los hoteles en Logroño cuemtan con todas las comodidades y la infaestructura hotelera adecuada para una estadía recordable.

Como mencionamos anteriormente, el Camino de Santiago cruza la ciudad por el puente de piedra a la entrada y luego subiendo por la Rúa Vieja, que pasa por el albergue para los peregrinos y la fuente de Santiago, calle Barriocepo, hasta que llega a la Murallas de Revellín ( murallas de la ciudad) y deja la ciudad a través de la Puerta del Camino de continuar con la reservior Grajera.

Las Fiestas de San Mateo en Logroño

Fuente del Vino en Logroño

Si queréis vivir una fabulosa experiencia en Logroño, lo que tenéis que hacer es visitar la ciudad durante las Fiestas de San Mateo, que se celebran una semana alrededor del 21 de septiembre, día del santo. Los bares y tascas de la ciudad se llenan de gente en busca de los mejores vinos de la zona. Las calles del centro histórico se llenan de gente paseando, hay procesiones con gigantes y cabezudos y cabalgatas con carrozas. Lo primero que tienes que hacer es reservar con tiempo un hotel en Logroño para asegurarte una cama,

La inauguración de la Fuente del Vino marca el inicio de las fiestas, teniendo el lugar el primer sábado por la noche. Desde ahí se puede seguir el desfile de músicos, gigantes y cabezudos, desde el Ayuntamiento hasta la Gran Vía, donde la fuente comienza a echar un líquido rojo, que asemeja al vino, simbolizando el milagro de San Mateo. Durante la semana, el color del líquido va cambiando, de rojo a rosa, y finalmente hasta el blanco, para simbolizar los vinos tintos, rosados y blancos de la Rioja.

Logroño ha sido desde siempre paso fundamental del Camino de Santiago. Los peregrinos cruzaban el puente de piedra de la entrada a la ciudad, y continuaban hasta la Ruavieja, una estrecha calle del casco antiguo. Tradicionalmente, todas las casas de esta calle tenían una pequeña bodega, donde el vino se fermentaba en barricas de roble. Aún se pueden visitar algunas de estas bodegas antiguas, y muchas de ellas son restaurantes.

Paseo del Espolón en Logroño

Paseo del Espolón

Elegimos como destino esta vez Logroño, paseamos por el Espolón la plaza más representativa de la ciudad. No podemos irnos sin visitar los principales monumentos y lugares de interés de la ciudad, y como no sin probar los excelentes caldos de la zona, le sugerimos que busque Hoteles en Logroño para disfrutar plenamente  de la visita.

En el siglo XVIII empezó a establecerse  como paseo público fuera de las murallas que rodeaban la ciudad. Posteriormente se amplio con unos huertos propiedad del Seminario, situado entonces en lo que es actualmente la Delegación del Gobierno.

Después de la remodelación de 1856 paso a llamarse “Paseo de los Reyes”, ya que se colocaron seis estatuas  representando a diversos reyes. Aunque fueron retiradas en 1931, al proclamarse la segunda  República.

Tras la construcción del monumento al General Espartero, se acordó llamarlo “Paseo del Príncipe de Vergara”.

En la década de los 40 y de los 50 el Espolón soportó dos significativas reformas en las que se añadieron: La Rosaleda, La Concha o la gran fuente central. La última reforma se produce en 1998 que se convierte en peatonal una de las calles contiguas  y se aporto más superpie ajardinada e iluminación.

La estatua a caballo del General Espartero situada en el centro de la plaza,  es el elemento más representativo. Fue diseñada por el arquitecto Luís y Tomas, esculpida por Pablo Gubert e inaugurada en 1872. El bronce de que esta hecha fue fundido de cañones.

La gran fuente central se construyo en los años 60.

El auditorio La Concha se sitúa en la antigua ubicación del kiosco de la música, realizada por el arquitecto Luís Barrón.

La oficina de turismo esta situada en la parte trasera de la Concha.

El templo de Santo Domingo de la Calzada

Catedral de Santo Domingo de la Calzada

Hoy hablaremos de uno de los pueblos más conocidos y más concretamente de uno de los monumentos más importantes de este pueblo. A saber, el templo de Santo Domingo situado en el famoso pueblo riojano de Santo Domingo de la Calzada.

Hay que decir que dejando a parte este monumento el mismo pueblo de Santo Domingo de la Calzada tiene grandes monumentos de interés como el Convento de San Francisco, el Convento de las Bernardas, el Hospital de Peregrinos, el Ayuntamiento, el Palacio del Obispo Juan del Pino y muchas casas-Palacio típicos de la zona. Pero vayamos al grano, a nuestro monumento de hoy.

Los orígenes del templo de Santo Domingo se remontan hasta el año 1158, año en el que comenzó su edificación. Luego, en los siglos XIV y XVI sufrió distintas modificaciones hasta que presentó el aspecto que todavía lleva. Su estructura consta de tres naves con crucero, girola, triforio y hermosas bóvedas de crucero.