La Ruta de la Luz en Burgos

Burgos de noche

Buena época esta de otoño la que tenemos ahora mismo ante nuestros ojos para visitar y disfrutar una ciudad como Burgos. Un lugar histórico y a veces mágico, lleno de grandes e interesantes monumentos. Como bien dice un buen amigo burgalés, no solo de su catedral vive Burgos, sino de castillos, monasterios, iglesias y palacios.

También es sin duda buena época para encontrar hoteles en Burgos a buen precio, ahora que hemos dejado atrás el verano. Si os habéis decidido a venir por aquí os recomiendo que os acerquéis hasta su oficina de turismo para que os den cumplida información de la más que interesante Ruta de la Luz. Porque si hermosa es Burgos a la luz del día, no os quiero ni contar el rostro y la belleza que desprende ante las luces artificiales de la noche.

Esta Ruta de la Luz no tiene en realidad ningún secreto. Se trata de conocer los principales monumentos de la ciudad a través de un recorrido nocturno. Las sombras de la noche juegan con la iluminación, y de ese juego surge una Burgos bien diferente a la que hemos podido ver durante el día. El silencio del centro histórico, los destellos de la catedral sobre los tejados, y la sensación de ir en busca de una nueva sorpresa son algunos de los elementos más llamativos de esta ruta.

En la oficina de turismo os propondrán la oportunidad de hacer esta ruta tanto a pie por vuestra cuenta como a bordo del tren turístico (el tren nocturno suele funcionar especialmente fuera de los meses estivales, ya que anochece antes) No hay problema de recorrer todos los monumentos a pie, ya que están muy cerca los unos de los otros, a excepción del Monasterio de las Huelgas y la Cartuja de Miraflores que sí están un poco más retirados del centro.

Disfrutar de las luces de la noche proyectadas en monumentos tan relevantes como la Catedral de Burgos, la Iglesia de San Nicolás, la Iglesia de San Esteban, la Iglesia de San Gil o la Casa del Cordón es una oportunidad que no podéis dejar escapar. Para finalizar, nada mejor que subir al mirador del Cerro del Castillo para contemplar la panorámica de un Burgos iluminado, diferente y mágico. Una ruta que se palpa y que se siente.

Foto Vía Postales de Javi 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *