Santa Gadea del Cid, pueblo con encanto en Burgos

Santa Gadea del Cid

Dice el Poema de Mío Cid: “En Santa Gadea de Burgos / do juran los hijosdalgo / allí toma juramento / el Cid al rey castellano”. Fue entonces en Santa Gadea del Cid donde el valeroso héroe castellano le jura al rey Alfonso VI que no tuvo nada que ver en la muerte de su hermano el rey Sancho II, lo que le valió el destierro de Castilla.

Fue aquella Jura de Santa Gadea lo que ha marcado el devenir histórico de este pequeño pueblo de la provincia de Burgos. Declarado Conjunto Histórico Artístico Nacional, está situado 80 kilómetros al noreste de la capital burgalesa, muy cerquita de Miranda de Ebro, a cuyo partido judicial pertenece.

Aún hoy conserva buena parte de sus antiguas murallas y el castillo. Este último está en ruinas pero le da un aspecto muy romántico. Desde el cerro en el que está ubicado domina todo el pueblo. Se puede ver perfectamente el abanico de tejados rojos a nuestros pies.

Dentro del pueblo podemos aún imaginar cómo en sus callejuelas anduvo el Cid Campeador antes del destierro. Posiblemente difieran los edificios de piedra, la iluminación, pero no el silencio y el empedrado de las calles, el sabor de lo medieval que se aprieta en cada esquina.

Desde la Plaza Porticada se abre el laberinto de callejuelas de Santa Gadea. Podemos visitar la Iglesia de San Pedro, de estilo gótico, o la Ermita de Nuestra Señora de las Eras construida en el siglo XIII. La arquitectura popular también se aprecia en las puertas en formas de torres de la villa.

La Puerta de la Encima y de las Eras, el Convento de Nuestra Señora del Espino, la Ermita del Patrocinio y la Judería son otros monumentos y lugares de interés que no hemos de perdernos.

Desde el centro de Santa Gadea se aprecia aún impecable la Torre del Homenaje del castillo que, desde el siglo XI, sigue siendo el vigía de este pequeño rincón de Castilla.

Santa Gadea del Cid es uno de esos rincones medievales que aún siguen transidos por la historia. En sus callejuelas se respiran las andanzas del héroe épico castellano y aquella Jura del poema. Un pueblo con encanto en pleno corazón de Castilla.

Foto Vía Cosas del Autocaravanismo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *