Visitando el sur de Gran Canaria

Maspalomas, Gran Canaria

Playa de Maspalomas

Gran Canaria, situada al sureste de Tenerife, es la segunda isla más poblada del archipiélago. De origen volcánico, sus primeros habitantes fueron los guanches, quienes llegaron a ella allá por el 500 a.C, y la conocían como Tamarán. En realidad puede definirse como un continente en miniatura dada la gran variedad de climas y paisajes que aglutina.

Una isla que alberga playas kilométricas, sobre todo en la costa este, dunas de arena blanca, verdes barrancos en la costa oeste, que tiende a ser más rocosa y montañosa, y pueblos pintorescos. Un tercio de la misma se encuentra protegido por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. Cualquier escapada que queráis hacer hasta aquí la encontramos en Destinia a muy buenos precios, por lo que si tenéis previsto un viaje os recomendamos ver sus ofertas antes de tomar una decisión.

Las Palmas es la capital de la isla, una ciudad que puedes tomar como base para alojarte y descubrir Gran Canaria. Hay mucho por ver, desde su Playa de las Canteras hasta el Museo Canario, el museo arqueológico más importante de Canarias, pasando por la Catedral, los barrios de Vegueta y Triana, la Casa de Colón o la Plaza del Espíritu Santo.

Pero, ¿qué rincones precisamente del sur de Gran Canaria destacaríamos para una visita imprescindible? Hay muchos y muy variados, así que podemos empezar por Maspalomas, uno de los enclaves más turísticos y en el que podemos incluir rincones como San Agustín, Playa del Inglés o Meloneras. Situado en el extremo sur de la isla, forma parte del municipio de San Bartolomé de Tirajana.

Si seguimos por el sur es necesario hablar también de Telde, la tercera ciudad más poblada del archipiélago canario, muy conocida por sus yacimientos arqueológicos, el ron y sus carnavales. Desde aquí hay una hermosa ruta hasta Agüimes y su Barranco de Guayadeque, un monumento natural que se ha convertido en uno de los mayores cañones orográficos de la isla.

Desde San Bartolomé de Tirajana se puede acceder hasta Tejeda y su Cruz de Tejeda, centro geográfico de la isla, un hito de 1.450 metros de altitud donde se disfruta de una vista panorámica irrepetible (fíjate cómo se aprecia el Pozo de las Nieves y el Roque Nublo).

Otros destinos que quedarían por recorrer serían Vega de San Mateo para ver su museo etnográfico; Teror y la Basílica de la Virgen del Pino, uno de los templos espirituales más importantes de Canarias; así como Santa Brígida, Tafira Alta y Tafira Baja, estos últimos de gran interés tradicional.

El sur de Gran Canaria se puede resumir en tres palabras: sol, playas y ocio. Si es lo que buscas para tus próximas vacaciones, no lo dudes más y escápate a esta isla, un continente en miniatura.

Foto Vía 02B

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *