La Presa de Chira en Gran Canaria

Presa de Chira

Para muchos hablar de Gran Canaria es hablar exclusivamente de sus playas, pero nada más lejos de la realidad. Esta isla de origen volcánico presenta un hermoso y sugerente contraste entre la parte septentrional, húmeda, fértil y rebosante de grandes acantilados, y la zona sur, en donde destacan sus grandes planicies arenosas.

Uno de mis últimos descubrimientos en ella fue la Presa de Chira, situada en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, a unos sesenta kilómetros al sur de Las Palmas, y rodeada por un magnífico valle de montañas y un inmenso pinar. Si quieres tener la oportunidad de visitarla, en Destinia tienes muchas ofertas para viajar a esta isla.

La Presa de Chira, construida en 1964, es una de las más singulares de Gran Canaria. Emplazada a una altitud de 875 metros sobre el nivel del mar, si tienes la oportunidad de dirigirte a ella te recomiendo en primer lugar subir a una zona alta para contemplar su panorámica. Pondrás a tus pies un paisaje único y diferente.

Para llegar hasta aquí hay varias rutas que puedes hacer tanto a pie como en bicicleta. También se puede acceder en coche desde Ayacata, un pequeño pueblo encajonado entre riscos de gran belleza y perteneciente al municipio de Tejeda, o desde San Bartolomé, ya que se halla a mitad de camino de ambas poblaciones.

Junto a la presa hay un albergue que ofrece habitaciones por si te quieres alojar un fin de semana y disfrutar del contacto íntimo con la naturaleza canaria. No muy lejos de aquí hay otras presas, así como el Roque Nublo, Palmitos Park, la Fortaleza de Ansite o el Pinar de Tamadaba, atractivos que te resultarán muy agradables de visitar.

Hay paquetes turísticos que ofrecen la posibilidad de pasar un día en la presa realizando actividades de todo tipo. Se puede hacer senderismo, paseos en kayaks, tirolina, pesca, rapel, tiro con arco, etc… No es un área demasiado grande ya que estas presas canarias son mucho más pequeñas que las que estamos acostumbrados a ver en la península.

Lo más recomendable es hacer una pequeña ruta por las presas de Gran Canaria, todas ellas situadas muy cerca las unas de las otras. El paisaje que las rodea es encantador, aunque para acceder a las mismas hay que pasar antes el pequeño trago de unas serie de carreteras estrechas y con muchas curvas. Pero te puedo asegurar que merece mucho la pena.

Foto Vía El Portal de la Rosa de los Vientos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *