El calado, tradiciones en Fuerteventura

Calado de Fuerteventura

Antes de viajar a Fuerteventura leí algo así en un folleto turístico sobre el municipio de La Oliva: «Es tanta la tranquilidad que aquí se respira que se puede oír perfectamente el suave roce del viento con las ramas de las palmeras» ¿Tranquilidad en una isla tan turística como Fuerteventura?

Pues sí, aunque parezca curioso y raro, esta calma y este relax se pueden vivir en un lugar como este. Y más si buscamos nuestros vuelos a Fuerteventura baratos y nos acercamos a ver una de las tradiciones más peculiares que me he podido encontrar en mis viajes. Se trata de una técnica única en España y que a buen seguro os sorprenderá.

Se la conoce como el calado, que se desarrolla especialmente en La Oliva y Lajares, aunque también pueden verse en Betancuria, La Mantilla, Tindaya, Antigua o Puerto del Rosario. Muchas de las mujeres de estas poblaciones se colocan en las puertas de sus casas a hacer calado.

El calado es un arte que requiere mucha destreza, ya que aún se usan telares de lana de oveja. Esta técnica tiene sus orígenes en la isla allá por el siglo XIX, y a ella se dedicaban los que se asentaron en Fuerteventura tras la conquista europea. Desde entonces el calado ha evolucionado hasta lo que es hoy en día.

Tanto es así que en la actualidad existe una una variedad propia de la isla (diferente a la que se diseña en Tenerife o Gran Canaria, por ejemplo) que lleva el nombre de redondillo majorero. Más de medio centenar de artesanos están dados de alta oficialmente en Fuerteventura para comercializar sus productos del calado.

En realidad la técnica del calado consiste en el deshilado de la parte de una tela patrón, que luego se zurce o se une en manillas formando un diseño geométrico lineal con dibujos al gusto de quien lo elabora.

Si vais a Fuerteventura y queréis comprar algún souvenir típico de la isla os recomiendo algo realizado con calado, una de las labores artesanas más destacadas y que cuenta con gran arraigo popular.

Foto Vía Look Fuerteventura

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *