Visitas gratuitas en Barcelona

Barcelona

Barcelona es una de esas ciudades en la que te faltan días para hacer todo lo que quisieras. Tiene cientos de atractivos por visitar, conocer y disfrutar. Lo mejor de todo es que muchos de ellos son totalmente gratuitos. Así que una reserva, por ejemplo, en el Hotel Gran Vía y a vivir la experiencia de la Ciudad Condal.

En primer lugar puedes dar un paseo por la Barcelona modernista. Toda la ciudad está repleta de edificios de este estilo que tuvo su época de esplendor a finales del XIX y principios del XX. Desde el Parque Güell hasta la Casa Batlló, pasando por la Pedrera o el Palau de la Música.

Ya que estamos de paseo algunos de los mejores museos de Barcelona suelen ser gratuitos todos los domingos a partir de las 15.00 horas. Entre ellos el Museo Picasso, el Museo de Historia de Barcelona, el CCCB o Centro de Cultura Contemporánea, el Centro Cultural del Born o el magnífico Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Si continuas con la ruta has de perderte por las callejuelas del Barrio Gótico, junto a las Ramblas. Cada rincón está lleno de historia, sus callejuelas medievales, sus encantadoras plazas y los típicos patios de sus edificios dan muestra de una arquitectura muy popular. Imprescindibles la Plaza del Rey y la Plaza de San Felipe Neri.

De los monumentos de Barcelona la visita que más te impactará será sin duda la de Santa María del Mar. Una iglesia construida en el siglo XIV y cuyas obras apenas duraron 55 años. Cuando la visites y la veas en todo su esplendor este periodo tan corto de tiempo te parecerá una auténtica hazaña.

Para relajarse de tanto paseo puedes ir hasta el Parque de la Ciudadela, que cuenta con un enorme lago, un zoológico y hasta el Parlamento Catalán. También puedes subir hasta Montjuic para, además de las vistas, conocer el Museo Nacional de Arte, la Fundación Joan Miró, el castillo y algunos de los edificios que dieron fama a Barcelona durante los Juegos Olímpicos de 1992.

Si la reserva en el Hotel Gran Vía te coge en verano puedes disfrutar en las playas de Barcelona, especialmente la Barceloneta o San Sebastián. Estas últimas suelen estar muy concurridas, de ahí que si quieres algo más de tranquilidad puedes ir al otro lado del Puerto Olímpico. Te recomiendo también tomar el coche e ir a Sitges o hacer un recorrido por la Costa Brava.

Por último, nada mejor que un pequeño paseo por la Carretera de Les Aigües, una ruta de diez kilómetros a lo largo del Tibidabo en el Parque Natural de la Serra de Collserola. Los fines de semana se llena de turistas, senderistas y gente paseando en bicicleta. Las vistas desde aquí son impresionantes.

Foto Vía IAU France

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *