La Gomera, paraíso del senderismo

La Gomera

Uno de los grandes atractivos turísticos de la isla de La Gomera es su Parque Nacional de Garajonay, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Todo aquel turista que se aventura por aquí lo hace con la idea de encontrar un destino único, original y diferente. Y a fuerza que la impresión que precisamente te llevas es esa.

Para los amantes de la naturaleza y el senderismo, La Gomera está atravesada por un laberinto de rutas creadas en su origen por los guanches, los primeros moradores de la isla. Estos caminos, más tarde, fueron usados por los colonos del siglo XV, pero tan difíciles eran de recorrer que tuvieron que inventar el famoso silbo gomero para comunicarse.

Se puede entonces decir, sin riesgo a equivocarnos, que la vida en La Gomera está marcada por la orografía del terreno. Caminar por sus senderos es descubrir buena parte de la historia de este lugar un tanto desconocido para muchos. Si quieres conocerlo, en Destinia tienes muchas ofertas para descubrir este enclave pintoresco y encantador.

La temporada alta para los amantes del senderismo en La Gomera se inicia en el mes de octubre, época en la que las temperaturas comienzan a suavizarse, y concluye a finales de la primavera, momento en el que suelen aparecer los turistas de playa. Eso sí, no hay que ser un principiante para recorrer la isla. Se requiere un poco de experiencia.

El Parque Nacional de Garajonay se halla en el corazón de La Gomera. En él viven más de veinte especies diferentes de árboles, aunque el principal atractivo sea el bosque de laurisilva, el más grande y el mejor conservado de todo el archipiélago canario, legado de la época terciaria. Por todo el parque hay rutas de senderismo señalizadas.

Si te adentras en este parque en verano tienes que ir provisto de agua y protección solar, mientras que si lo haces en invierno tal vez lo mejor sea un chubasquero y un buen calzado para afrontar terrenos resbaladizos por el agua.

Una ruta que debes realizar en La Gomera es la que lleva hasta la Ermita de San Juan. No tiene mucha complicación, ya que se sube una carretera estrecha y serpenteante. Una vez en la ermita tienes a tus pies una vista panorámica impresionante del Valle de Hermigua y el océano Atlántico.

Hay otras rutas más fáciles, como la que va desde Vallehermoso a la playa, un precioso paseo salpicado de palmeras, o la ruta colombina que se puede hacer en San Sebastián de La Gomera, la capital de la isla, visitando los lugares históricos relacionados con Cristóbal Colón.

La Gomera es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza y el senderismo. Un destino diferente que te sorprenderá.

Foto Vía Rodamons

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *