Ruta por la Comarca de Avilés en Asturias

Pues acabo de venir este fin de semana de darme una pequeña escapada por Asturias. Concretamente cogimos el coche y nos hemos perdido por la zona de la Comarca de Avilés. Ya conocía de la región Gijón y Oviedo, y teníamos ganas de poner rumbo a otra de las grandes ciudades asturianas, de la que tan bien nos habían hablado.

Puedo decir que es totalmente recomendable. Si no tenéis coche, u os pilla un poco lejos, lo mejor es ir a vuestro buscador de vuelos y reservar billetes para Asturias, ya que el aeropuerto apenas se encuentra a unos trece kilómetros de Avilés. Una vez allí sí podéis alquilaros un coche, que en un fin de semana se puede hacer una ruta muy interesante.

Hay pueblos que me han llamado mucho la atención, como Nubledo, a unos siete kilómetros al sur de Avilés, en donde se sitúa el Embalse de Trasona, un rincón que hemos apuntado para llevar la piragua en la próxima visita. Nosotros nos hemos alojado en Avilés, una ciudad preciosa, con callejuelas empedradas y con encanto, como las de Rivero y Galiana, la Plaza de España y la de Álvarez Acebal.

Avilés cuenta con varios edificios de interés, como el Palacio Balsera, la Iglesia de San Nicolás de Bari, del siglo XIII, la Capilla de los Alas, del XIV, y la Iglesia de Sabugo, construida en el siglo XIII en el barrio del mismo nombre. El Sabugo es el barrio marinero por excelencia de Avilés, un rincón tradicional en el que hay que perderse. De lo mejor, para mi gusto, los paseos de noche por el centro histórico completamente iluminado.

A unos pocos kilómetros al norte de Avilés se halla Salinas, posiblemente la mejor zona de playas de la comarca. Desde ahí la línea de la costa nos lleva a Piedras Blancas, en la que nos armamos de valor y nos dimos un frío chapuzón en la Playa de Santa María del Mar. La belleza de la zona es fascinante, especialmente para los amantes de la fotografía.

Por último, nos hablaron de ir a La Peral, un pequeño pueblo situado apenas a diez kilómetros al sur de Avilés, para probar su queso. Ya sabíamos que los quesos asturianos son excelentes, y este no lo conocía. Os puedo asegurar que es uno de los mejores quesos que he probado nunca.

Lo que tengo claro es que repetiremos la experiencia de este fin de semanita en Avilés y sus alrededores. La comarca merece la pena, tanto por su arquitectura, su encanto, sus paisajes, playas, gastronomía… Tesoros tiene Asturias, y nosotros que los disfrutamos.

Foto Vía Empezando a Ser Joven

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *