Estaciones de esquí en Huesca : Formigal

Si se busca una inmejorable estación de esquí en la provincia de Huesca, en el centro del Pirineo Aragones, nada mejor que Formigal que ofrece los alojamientos más confortables y todos los servicios para los turistas que desean disfrutar de una buena estancia en la nieve considerada la más grande de España.

De esta forma, el esquí en Formigal es una excelente opción para unas vacaciones de temporada. Sólo hay que dirigirse al municipio de Sallent de Gállego anexa a la estación de esquí Aramón Formigal, a solo 2 km de la frontera con Francia.

Ya desde hace tiempo este destino se ha convertido en un centro internacional para la práctica del esquí y deportes de nieve así como centro turístico de montaña en verano y, que a una altitud de 1,550 metros, ofrece una zona de chalets, zona hotelera, de apartamentos y viviendas colectivas, muy cerca a restaurantes, bares y tiendas de todo tipo.

Cabe anotar que las pistas de esquí de Formigal se extienden por cuatro valles, a los que vas recorriendo sucesivamente desde el pequeño pueblo de Formigal. No hay forma de perderse ya que todas están conectados entre sí por una pista azul y una roja, por lo que cualquiera puede desplazarse de un valle a otro esquiando.

Destacan la pista de Sextas, de Sarrios y la pista de Anayet que son anchas y fáciles, muy recomendables para principiantes y niños.

Un detalle a tomar en cuenta es que Formigal abre la temporada de esquí con 22 kilómetros esquiables, siete remontes y un total de 24 pistas en los valles de Portalet, Anayet, Izas y Sarrios.

Foto Vía guias-viajar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *