Osuna, tierra de cortijos en Sevilla

Osuna

A medida que nos vamos acercando a Osuna, en la provincia de Sevilla, la silueta de la población se va abriendo a nuestros ojos. Situada en lo alto de una colina, a 90 kilómetros al este de la capital sevillana, por aquí pasaron tartessos, romanos y musulmanes, algo que por su ubicación geográfica se entiende perfectamente.

Osuna está prácticamente a la misma distancia de Sevilla que de Córdoba, de ahí que podamos llegar a ella con nuestros vuelos low cost hasta la ciudad hispalense, o en tren hasta Córdoba. Pasear por su centro histórico es uno de los principales alicientes que nos puede ofrecer, además de probar la excelente repostería con la que cuenta.

El recorrido lo iniciaríamos siempre en la Plaza Mayor, corazón social de la población. A partir de aquí se suceden las diferentes calles que nos llevarán a los principales monumentos de Osuna. Antes contemplamos en la plaza la silueta del Ayuntamiento, construido en el siglo XVI, y la Iglesia del Convento de la Concepción, perteneciente también al mismo siglo.

Continuamos nuestra visita hasta llegar a la Torre del Agua, vieja torre de defensa que en la actualidad alberga el Museo Arqueológico de Osuna. Se trata de un museo de visita imprescindible, especialmente para ver su joya principal, el Toro de Osuna, uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de Andalucía (hay que decir que los alrededores de esta ciudad cuentan con un gran legado patrimonial).

Nos queda por visitar uno de los principales monumentos de la ciudad, la Colegiata de Osuna. Construida en estilo renacentista, guarda en su interior el conjunto monumental del Panteón de los Duques y un precioso claustro. Cerca de la colegiata hay que conocer el Convento de la Encarnación, y la Universidad, edificio del siglo XVI.

Osuna también es tierra de cortijos y palacios, como el Palacio de Govantes, el del Marqués de la Gomera. Para concluir cabe citar la pequeña excursión que podemos hacer a la cercana Estepa, conocida especialmente por sus polvorones, pero que guarda un interesante tesoro patrimonial.

Cuentan que Cneo Escipión situó aquí en Osuna en el 211 a.C un campamento romano en su lucha contra los cartagineses. De aquel campamento procede la Osuna que vemos hoy. ¿Cómo han cambiado las cosas, verdad?

Foto Vía Foto Países

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>