La Costa da Morte, excursión desde La Coruña

Muxia

Galicia es una tierra llena de magia, encanto y leyendas. Recorrerla es descubrir cómo se funde el verde de la naturaleza y el azul del Atlántico. Dicen que llueve mucho en Galicia, pero en cambio se agradece, ya que es una más de las causantes de que tengamos un paraíso en forma de paisajes que es Galicia.

A mí particularmente me encanta reservar mis vuelos de bajo coste a La Coruña y perderme en sus alrededores. A pocos kilómetros al sur de la ciudad coruñesa tenéis el monasterio medieval benedictino de Santa María de Cambre, que data del siglo XII, y algo más allá, cerca del Pazo de Meirás, en la carretera de Sada, podéis ver el Centro Cultural de O Castro.

Pero en Coruña hay que dirigirse hacia la carretera que enfila la Costa da Morte, una línea de unos 170 kilómetros en la que se encuentran muchos pueblos pintorescos dedicados al mar y la pesca. El primero que nos sale al paso es Malpica de Bergantiños, desde donde veremos, frente al Cabo de San Adrián, las Islas Sisargas.

De Malpica iríamos a Laxe, en cuyo recorrido veremos el Dolmen de Dombate y el Castro de Borneiro En las cercanías nada mejor que buscar las incomparables vistas del Cabo de Vilán. A sus pies tenéis Camariñas, precioso pueblo marinero en donde elaboran unos magníficos encajes de bolillo.

Enfrente de Camariñas vemos las luces de Muxía, donde se conservan las piedras del milagro, las que según cuentan la leyenda formaban la barca en la que llegaron los restos de Santiago apóstol a Galicia. Cinco kilómetros al sur es de destacar la visita al Monasterio de San Xián de Moraime, cuyo templo románico tiene una de las portadas más antiguas de Europa.

A unos veinte kilómetros al este de Camariñas encontramos Vimianzo y su Castillo de los Condes de Altamira. Siguiendo la costa veremos Cee y el enclave de Corcubión, donde nos debemos parar en la Iglesia de San Marcos, que alberga la imagen de San Marcos de Cadeira, una talla de finales del siglo XV.

Y una vez pasados Sardiñeiro llegamos hasta Fisterra, el final de las tierras. Si tenéis la suerte de llegar al atardecer veréis una de las puestas de sol más bonitas que jamás hayáis visto. Galicia tiene el principio y el fin, el color y la lluvia, el silencio, los paisajes de postal. Un recorrido por los alrededores de La Coruña os demostrará de lo que os hablamos.

Foto Vía Fernando Bilbao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>