El Castillo de Colomares en Benalmádena

Benalmádena es una de las ciudades más turísticas de la Costa del Sol. Situada apenas a 25 kilómetros al sur de Málaga, muy cerca de Mijas y Torremolinos, muchos serán los turistas que lleguen este verano a sus playas, hoteles y apartamentos a disfrutar del sol y el buen tiempo. Pero, Benalmádena es mucho más que sus atractivos de verano.

Si tenéis reservados vuestros vuelos baratos a Málaga para llegar hasta aquí, os recomiendo en Benalmádena visitar el Castillo de Colomares, una de las construcciones más curiosas y famosas de la Costa del Sol. Construida entre 1987 y 1994 para celebrar el Quinto Centenario del Descubrimiento de América, es obra del doctor Esteban Martín. Un edificio que a primera vista impresiona por su arquitectura y sus detalles.

Mezcla diferentes estilos, como el románico, el gótico, el bizantino o el mudéjar, por lo que llama la atención bastante. Lo curioso del caso es que las obras las comenzaron Esteban Martín junto a dos albañiles más, allá por 1987. Con apenas unos ladrillos, piedras y cemento, y los conocimientos de arquitectura del doctor, poco a poco lograron erigir este monumento.

El Castillo de Colomares es un homenaje a la figura de Cristóbal Colón y el Descubrimiento de América. Por eso hay que fijarse muy bien en todos los detalles de la construcción, ya que están representadas las tres carabelas del viaje, por poner un ejemplo. No perderos tampoco sus vidrieras, consideradas de las mejores que pueden verse hoy en España.

Con su planta de más de 1.500 metros cuadrados, realmente es toda una gesta de la arquitectura. Tanto es así que es el monumento más grande del mundo dedicado al Descubrimiento de América. Otro detalle curioso que alberga es la iglesia más pequeña del mundo, de apenas 1,96 metros cuadrados, y que precisamente se halla en el Libro Guiness de los Récords. Hasta esta capilla vienen hoy en día muchas parejas a casarse, por ser tan singular.

– Información adicional

  • Horarios: Se puede visitar en los meses de invierno todos los días de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00; en primavera y otoño todos los días de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00; y en verano todos los días también de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas.
  • Precios: La entrada cuesta 2 euros para los adultos, y 1,30 euros para niños, pensionistas y grupos de más de 25 personas, con reserva previa

La visita solo se realiza exteriormente, no se puede acceder al interior del castillo.

Foto Vía Marytxas Veraza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *